Somos Dioses y en la Religión está escrito

En la Biblia se encuentran unas citas en donde se menciona que todos los hombres son dioses, pero ¿Qué quiere decir Somos Dioses?, es por eso que hoy vamos a comentarle todo lo que aparece en la Biblia sobre este tema, y sobre cuál es la importancia de interpretar bien sus palabras, para no caer en equivocaciones o falsas creencias.

somos-dioses-1

Somos Dioses

El Salmo 82:6, que encontramos en la Biblia dice: “Yo dije: Vosotros sois Dioses, y todos vosotros hijos del Altísimo; pero como hombres moriréis, y como cualquiera de los príncipes caeréis. Levántate, Oh Dios, juzga la tierra, porque tu heredarás todas las naciones”.

Jesús de Nazaret hace mención del mismo y en Juan 10:34 lo podemos conseguir. La palabra hebrea para Dioses era Elohim y con ella se hace referencia al único Dios verdadero, pero también tiene otros usos dentro de la Biblia como que Somos alimento de los dioses.

Este texto comienza diciendo que Dios está en una reunión con varios dioses, y que en medio de ellos puede juzgar, en este caso cuando se habla de Dios se hace una referencia a los Magistrados, jueces y cualquier otra persona que son parte de la autoridad del gobierno. Hacer la mención que los seres humanos son dioses solo puede indicar tres cosas:

  • Que el hombre que juzga tiene toda la autoridad ante los seres humanos.
  • El poder que tiene que ejercer como un civil debe causar miedo.
  • Él ha recibido su poder y autoridad de parte de Dios, y que éste es el único que puede juzgar a toda la tierra.

Estos versículos no son los únicos que hacen la mención de dioses a los seres humanos, en Éxodo 7:1 está escrito que Dios es quien envía a Moisés al faraón y le dice: “Mira yo te he convertido en Dios para Faraón”, aquí solo indica que Moisés es solamente un mensajero y enviado de Dios, que expresa sus palabras y que es su representante ante el Rey. Para conocer mejor estos temas es bueno conocer Como estudiar la Biblia.

somos-dioses-2

Salmo 82 y Juan 10: 31-36

«Elohim» también se puede traducir como jueces y se menciona con este concepto en Éxodo 21:6, 22:8, 9 y 28. En el Salmo 82 lo que se hace es un establecimiento que todos los jueces en la tierra deben ser imparciales y dictar la justicia verdadera, porque ellos a su vez algún día deberán estar en la presencia del único Juez. En los versículos 6 y 7 dan la advertencia que aquellos que son magistrados humanos también serán objeto de juicio, morirán como hombres y caerán como príncipes.

Dios ha colocado a los hombres en puestos de autoridad y poder y que por tanto el resto de los hombres los considera a la par de Dios, todos somos dioses, aunque en verdad deben actuar como sus representantes en este mundo, debido a que son mortales y al momento de morir deberán dar cuentas a Dios por sus obras y por la forma en que manejaron esa autoridad.

La verdad es que este salmo estaba siendo escrito para los jueces de Israel, se les da la referencia de Dioses no porque tuvieran rasgos de divinidad sino porque debían representar a Dios ante el pueblo y juzgarlo por sus acciones, pero era a través de esta manera de actuar con superioridad que hacían entender que como jueces también eran seres humanos y que somos dioses pero lo hemos olvidado.

En el resto del salmo se termina de entender que los jueces solo eran hombres, que no tenían ninguna divinidad y que por el contrario estaban juzgando con injusticia al pueblo, desvirtuando la palabra y la ley de Dios. También puede conocer qué es La Armadura de Dios.

Dios les habría dicho a los hombres que la escritura era infalible, que debía ser fielmente cumplida y que las palabras no se podían contradecir. Por tanto si a jueces que fueron injustos en el Antiguo Testamento se les llamaba Dioses, porque Jesús no podía tener el derecho de llamarse Hijo de Dios, ya que no solo era su vocero sino que él mismo era la Palabra de Dios.

somos-dioses-4

Ya en tiempos de Jesús, se hace referencia a este pasaje y es mencionado en Juan 20:25-30, cuando menciona que Jesús se acaba de mostrar como el Hijo de Dios, ante los judíos incrédulos que le acusan de ser un blasfemo al asegurar que él es Dios, allí Jesús les hace la cita del salmo 82:6, cuando les recuerda a todos los judíos que la ley les establece que ellos eran simples hombres que se creían como dioses.

Juan 10:31-36 dice que los judíos comenzaron a tomar piedras para apedrearle y Jesús les dice que buenas obras les ha mostrado de Dios y que por cuál de ellas le iban a apedrear. Estos le responden que no es por ninguna de ellas sino por blasfemo, porque siendo hombre se hace Dios.

Jesús les pregunta ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, Dioses sois?, si él llamó dioses a que aquellos a quienes dio la palabra, y la escritura no se puede violentar, aquel que ha sido enviado por el padre lo hizo para santificar y enviar al mundo y ustedes dicen que blasfema por haber dicho que soy Hijo de Dios.

En su tiempo los judíos se negaron a aceptar que Jesús no era más que un simple hombre, y que por sus palabras merecía ser apedreado, por eso el menciona las escrituras las cuales eran palabra sagrada y que ellos iban a respetar porque estaba inspirada por el propio Dios.

trinidad-3

La referencia de Jesús es hacerles ver que cuando ellos le acusan de blasfemo al momento de estar usando el término de Hijo de Dios, ya en las escrituras  se había escrito muchos años antes que los magistrados se les aplicaba ese término, y que por tanto si ellos se lo adjudicaban por derecho divino para ser considerados dioses, porque no puede hacerlo él, siendo Dios el que lo ha elegido y enviado.

Génesis 3:5 dice que en la mentira de la serpiente cuando está tentando a Eva en el Jardín del Edén: “serán abiertos sus ojos y serán igual que Dios, porque conocerán del bien y del mal”. En verdad ellos abrieron sus ojos pero se dieron cuenta que nunca serían Dioses, de hecho perdieron cualquier tipo de autoridad que tenían en el Edén, porque pensaban que somos dioses creadores. Conozca Cuáles son las 3573 promesas de la Biblia, que Dios ha dejado para nosotros.

Ahora cuando Jesús afirma que es el Hijo de Dios, él defiende esta afirmación no solamente basándose en la Biblia sino en la autoridad que Dios le ha otorgado a sí mismo, por tanto los seres humanos no somos dioses. Dios es solo uno, y Jesucristo es su Hijo a quien conocemos y aceptamos como nuestro salvador.

(Visited 116 times, 1 visits today)

Deja un comentario