Prédicas Para Mujeres Y Bienaventuranzas

Si eres mujer este artículo es para ti, te presentaremos Prédicas para mujeres y Bienaventuranzas, para que cobres ánimo, desde donde te encuentres. ¡Mujer Cobrad Ánimo!

predicas-para-mujeres-1

Prédicas Para Mujeres Y Bienaventuranzas

Mujer recuerda tu posición dentro del Reino, Piensa en quién eres, ¿Desde dónde te llamó el Señor? Te llamó con un propósito definido, y sabes que el enemigo lo sabe; es por eso que no deja de molestar.

Así que si él te molesta, algo bueno debes estar haciendo. Mantén tu posición dentro del reino, así que prédicas para mujeres será una lanza que quiere llevarte lejos.

¿Cómo te sientes hoy? Como una mujer herida, cansada, llena de angustias, o quieres asumir la posición a la cual estás siendo llamada.

Actualmente muchas de nosotras nos encontramos muy cansadas, pero recuerda, que el Señor es nuestro ayudador, él es el que cada día nos sostiene de sus manos, y no dice yo te ayudo.

Ves a tu alrededor y te encuentras y piensas esto no era lo que imaginaba, porque a tu entorno, las cosas no se ven como quisieras. Para estar “Feliz”, pero quién te dijo que las cosas iban a ser fáciles, al contrario.

La palabra del Señor nos dice que en el Mundo tendréis aflicción, pero confiad yo he venido al mundo.

Si te sientes cansada, que ya no puedes más, porque la gente o tu esposo abusa de tu bondad, y te dice improperio que jamás creíste escuchar y mucho menos de una persona que creías que era tu amigo y tu compañero. Ante todas estas cosas, hoy te repito: ¡Cobrad ánimo mujer!

Prédicas Para Mujeres Guerreras

Porque a continuación te compartiremos algunas prédicas para mujeres guerreras, serán una renovación en tu espíritu, así que pídele al Señor que renueve cada día y su palabra pueda penetrar en tu espíritu.

predicas-para-mujeres-2

Contra Quienes Luchamos

En efesios: 6:12, nos dice la palabra del Señor. Que nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los gobernadores, contra las autoridades, contra fuerzas de maldad que se encuentran en los reinos celeste.

Amada hermana, que ¿Qué significa estas palabras?, el Señor nos dice que nuestra lucha no es contra nuestra familia, nuestro esposo, nuestros vecinos, nuestros hermanos, porque son a los que vemos, y con los que día a día nos enfrentamos, porque no pensamos igual que ellos, no actuamos como ellos.

Detrás de cada uno de ellos, recuerda que están otros seres espirituales, como lo dice la Biblia, seres espirituales de maldad, que usan a estas personas, para que te maltraten, agredan, y te hagan sentir triste, humillada y olvides que eres una mujer guerrera, una princesa de Dios, la niña de sus ojos, nación santa, pueblo escogido por Dios.

Eres una mujer Valiente, porque has asumido los retos que tiene al frente no es fácil; sin embargo, ¡tú has asumidos retos!, en un mundo donde no te dan la posición de respeto que mereces, y aún permaneces y continúas ahí, plantada, respondiendo con tus fuerzas.

Pero ahora yo en este día te digo, busca las fuerzas del Señor, el brazo del Señor aún está extendido para ayudarte.

En efesios 60:10-11. Mira lo que nos dice:  Sé fuerte en el Señor y en su poder, pongámonos la armadura de Dios, para que permanezcas de pie ante las maquinaciones del enemigo. Vestíos de toda armadura de Dios.

Que Permanecen En Obediencia

Ahora protégete con la Fe, para que extingas las flechas de fuego del enemigo. Cuando tú le crees a la persona que te miente, o le permites a la persona que te hace daño, y entristeces, o te reduces a menos, le estás aceptando esos dardos de fuego al enemigo, le dejas que él gane terreno.

¿Cuándo el enemigo lanza esos dardos, por qué crees tú que los lanza? ¿Para advertirte?, pues no. ¡Es para dañarte!, para que tu corazón se aflija, por eso la palabra te dice que cuides tu corazón, porque sobre toda guardada, ¡guarda tu corazón!

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, ¡Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres! ¿Quién es la verdad? Cristo es la Verdad, pues él mismo lo dijo: – Yo soy el camino, la verdad y la vida.

Para mujeres que se mantienen en justicia

La palabra del Señor te insta a que permanezcas en Justicia, vestidos con la coraza de justicia, para que cubras tu corazón. ¿Quién es nuestra Justicia, quién es nuestra Justicia? En Jeremías 23: 6, nos dice que el Señor es nuestra Justicia.

Debemos ponernos el Casco de salvación, para que guardes y protejas tu cabeza, tu mente, tus pensamientos con aquel que es nuestra Salvación, Cristo Jesús. La palabra del Señor nos dice que no hay otro nombre en quien podamos ser salvos.

¡Agárrate de la palabra, proclamada! ¡Memorízala!, por lo que es la espada del Espíritu, ya que es la palabra de Dios. Y ¿Quién es la palabra? En Juan 1:14, nos dice: Y aquel Verbo que se hizo carne, y vivió en medio nuestro, pleno de gracia y de verdad. Así que agárrate del Señor, Jesús.

predicas-para-mujeres-3

Prédicas para mujeres triunfadora

Mujer, Dios te ha llamado a ser triunfadora, eres coheredera del reino de los cielos, eres una mujer virtuosa; solo tu posees las características de una mujer de Dios, con esas cualidades que Dios te ha dotado: perseverante, trabajadora, dedicada, mujer fiel.

Viste todas las cualidades que posees, que piensas será que tienes todas las capacidades para triunfar y cumplir el propósito al cual Dios te ha llamado. ¡Claro que sí!

No permitas que la situación del día a día, te aminoren y te hagan creer que tú no vales, que no cumplirás tu propósito, que no tendrás una vida abundante.

Si Dios te lo promete él lo hará, cumplirá su propósito en ti, así que continúa tomada de la mano del Señor, ¡no desmayes y si desmayas… Levántate! Que eso está permitido, de caer y levantarse.

En la actualidad, nuestros entornos requieren de mujeres como tú, con tus características, tus cualidades, tu entrega, ¡Mujer cristiana Evangélica despierta, no esperes por otros se tú misma y levántate!.

Eres de las mujeres que aceptan los desafíos, los retos y los asumen; elabora prédicas para mujeres escritas, anima a otras, por eso es necesario que te mantengas de pie.

Es hora de enseñar a otros, a los que vienen detrás, que vivan una vida de compromiso. Es por eso que el enemigo quiere que creas en sus mentiras que busca herirte, que caigas, pero tú, levántate y toma tu lugar.

Deja de creerte una mujer herida, humillada, ¡tú eres una mujer! Las mujeres no se rinden, siguen luchando, Dios está contigo, está a tu favor, se levanta como poderoso gigante cada día, para luchar tus batallas, así que no estás sola.

Promesas de Dios para mujeres triunfadoras

Dios está interesado en ti, Dios te ha creado, te cuida, y defiende tu no estás ni estarás sola, así que cobrad ánimo!

Salmo 28:76
“El Señor es mi fuerza y mi protección”.

Josué 1: 9
“Sé fuerte y esforzada. No te acobardes; no te deprimas porque el Señor tu Dios está contigo por dondequiera que vayas.”

¡Mujer valiente y esforzada, sigue adelante! No permitas que te aminoren, toma tu lugar, la posición de hija de Dios, Coheredera del reino del cielo; así, que cobrad ánimo, tome aliento tu corazón, quítate el polvo de tu sandalia y continúa a hacer tu labor, cumple el propósito por el cual ha sido llamada, no pierdas el tiempo en creerle al enemigo, Jesús ha vencido al mundo.

Y él lo sabe. Ya está Vencido en nombre del Jesús, Nombre sobre Todo nombre, recuerda el Dios de Israel pelea por ti cada día.

Predicas para mujeres consagradas a Dios

Si eres una mujer apartada para Dios, significa que tu destino es diferente a una mujer común, has sido llamada por Dios para lograr Cosas grandes.

Así que, como mujer escogida por Dios para un propósito específico, vístete del Señor y pelea la buena batalla de la fe, recuerda que no estás peleando esta batalla sola, El Señor está contigo, el Señor la batalla te ha dado ya, como dice aquel coro.

Esta prédica es para mujeres consagradas, ¿sabes lo que esto significa? Dedicada, santificada, separada, para una misión en específico, dedicada a hacer un trabajo especial, que solo tú puedes hacer.

Fíjate lo que dice Mateo 1;8 al 24, este pasaje de las escrituras habla o nos enseña sobre el Nacimiento del hijo de Dios, Jesús y sobre María, su Madre.

Ahora bien, todos conocemos o decimos conocer sobre la persona de María. ¿Quién es ella?

Desde joven, adolescente, fue elegida y consagrada a Dios, para que cumpliese el propósito por el cual fue consagrada; y lo proclamaron años antes por los profetas. Recuerdan el saludo del Ángel Gabriel a María: eres agraciada delante del Señor, Contigo está el Señor, entre todas las mujeres eres Bendecida.

Tomando el ejemplo de María, la sierva del Señor, te compartiremos algunas características de una mujer consagrada al Señor:

María fue Obediente

Una vez que el ángel Gabriel le dio la noticia: obedeció, aceptando su Misión. No cuestionó lo que estaba pasando; Cuántas veces nosotras cuestionamos los designios de Dios. Al decirle al ángel sobre su embarazo, ella, que dijo sin titubear, hágase en mí, su voluntad.

También Al decirle José, que se iban a Egipto, ella en Silencio, lo siguió. -Obedeció a su esposo, cuando le siguió de Jerusalén a Egipto, recuerdas cuando el ángel en sueños les habló a José, ella no le preguntó a José, porque se iban, ella solo hizo lo que su esposo le indicó, que tomaran a su hijo y salieran de Jerusalén.

Otro ejemplo de obediencia la vemos en la persona de Priscila esposa de Aquila, saliendo de Italia, llegó a Corinto donde era la voluntad del Señor que conociera a Pablo, ellos tuvieron que salir de esa región, cuando Dios permite algunas situaciones en nuestras vidas; siempre es con un propósito, no fue casualidad, que se conociera, y que tuviesen el mismo oficio; si somos obedientes, Dios ordena todas las cosas.

Estas dos mujeres consagradas a Dios, fueron Obedientes, sujetas a Dios, en primer lugar y luego a sus esposos. Como dice en la palabra: Las mujeres casadas están sujetas a sus maridos, igual que al Señor.

Te invitamos a leer: reflexiones cristianas para mujeres

Mujeres preparadas para conocer su palabra

Las mujeres valientes, consagradas anhelan conocer cada día la palabra del Señor.

En Lucas 2:52, nos dice que Jesús mientras crecía, lo hacía también en gracias y sabiduría, delante de Dios y de los Hombres.

Cuando comenzó Jesús a Crecer sus padres le enseñaban la palabra, de igual manera fueron instruidos ellos también por sus padres, en la palabra de Dios.

En Hechos 18:26. Podemos ver que Priscila, cuando apolos comenzó a predicar en la sinagoga, ambos esposos, también expusieron el conocimiento de la palabra a apolo, esto significa que eran instruidos en la palabra, que sabían de qué hablaba Pablo y Apolos; siendo Mujer Priscila, también participaba en el conocimiento de la palabra de Dios; para ella no era algo extraño, las verdades del evangelio.

Prédicas para mujeres comprometidas

María, la Madre de Jesús. A pesar de la época que le tocó vivir; que, según sus costumbres familiares y la cultura, hacían comprometerse a los jóvenes, por lo que se imaginó que aún María era una adolescente, encontrándose entre 14 y 16 años, cuando Gabriel, le anunció que sería Madre, en medio de su compromiso, fue valiente, no tuvo miedo, confió en lo que él le dijo.

En el antiguo testamento, debemos recordar que una vez que se comprometía, debía llegar virgen al matrimonio, pues el castigo era la muerte; sin embargo, lo único que preguntó fue que cómo podría ser esto si ella aún no había conocido a Varón, ¡ella era virgen! En ese momento no pensó lo que le pudiesen hacer.

Con todo este prejuicio social, no temió al rechazo de su futuro esposo. En Mateo 1:19, la historia nos dice que él quiso dejarla en secreto, no quiso levantar cargo en su contra, porque sabía lo que le podían hacer, pero como Dios tiene todo en su control y los propósitos de Dios se cumplen, le habló a José en sueños.

Imagínense mayor escándalo para la familia de José. Porque María estaba desposada con José, que mayor ejemplo de Valentía, que este y de obediencia.

Para que vean que no es fácil, mantenerse en la posición que se debe tomar ya que, Priscila, corrigió en la palabra a Apolos, hombre elocuente conocedor de la palabra, se debe tener conocimiento y valor para debatir la palabra delante de él, líder de la Iglesia.

Bienaventuranzas para las mujeres

Bienaventuranzas, viene de la palabra bienaventuradas(os), felices, dichosos, tres veces, por lo que a continuación compartiremos alguna de estas para que las atesoren en sus corazón y mente:

  • Mujeres, Bienaventuradas, ustedes hijas de Sara, esposa de Abraham, porque llegaron a ser Hijas de la promesa.
  • Bienaventuradas, aunque fueron engañadas por el enemigo, llegaron a ser coherederas del reino de los cielos.
  • Eres Bienaventuradas porque igual que Abigail y Ruth son consideradas virtuosas
  • Siervas Bienaventuradas las que escuchan las prédicas para mujeres, porque así se cuidan íntegramente.
  • Son Bienaventuradas las mujeres que conocen las prioridades de su vida.
  • Bienaventurada mujeres que saben sujetarse a su esposo por amor en consecuencia en obediencia al Señor.
  • Son Bienaventuradas las mujeres que han comprendido que la Sujeción viene de Dios y no es imposición del Hombre.

¿Cómo hacer prédicas para mujeres?

Al comparar al hombre con la mujer, notamos que fuimos creados, con diferencias bien marcadas; en cuanto al aspecto físico, al carácter, la personalidad de cada, la forma de ver la vida.

La ventaja para el hombre cuando la mujer fue creada, que era parecida a él, en cuanto que los dos pertenecían a la misma especie, pero qué aburrido sería fuese igual a él. Por cuanto somos diferentes, las necesidades no son las mismas, los temas que se manejan, y los métodos tampoco.

Dicen por ahí, que la mujer es todo corazón, porque son más entregadas en cuanto relación de pareja se refiere, si ella, se ilusiona con rapidez.

La mujer se encuentra en cierta desventaja, por cuanto es capaz de amor con profundidad, se hace presa fácil al engaño.

Exactamente eso fue lo que pasó al principio de nuestra historia, por prestar atención a la serpiente miren lo que le pasó a Eva. Después de miles de años nada ha cambiado.

A cuántas mujeres un hombre le ha engañado haciéndole creer lo que realmente no es, y llegan a herirla, por esta razón es importante, los temas que pueden ayudarla a sanar interiormente; guardando mi corazón, como debe ser mi pareja, entre otros, temas que la ayuden a avanzar y a reconocer la posición que tiene en el reino de los cielos.

No la pongas en menos a la mujer

Si eres un hombre y en tu corazón está el anhelo de hacer prédicas para Mujeres, inicialmente debes además de orar y conocer la palabra del Señor, reconocer que la mujer es coheredera del reino igual que tú, que posee los mismos derechos como hija de Dios que tú. Es por eso que tu tratamiento hacia ella, debe ser muy diferente a como les predicaba a hombres.

Obvia los comentarios que denigran a la mujer de Dios, porque recuerda que, ante los ojos de Dios, todos somos iguales, no hay hembra ni varón.

Prédicas para mujeres, nos enseña que ya no existe diferencia delante de Dios entre el hombre y la mujer, ni esclavo ni libre, porque en Cristo somos uno; las mujeres no somos erróneas al contrario idóneas.

(Visited 2.680 times, 18 visits today)

Deja un comentario