La oración por los enfermos, que todos debemos hacer cuando lo necesitemos

La oración es el acto  de hacer una conexión con Dios; la cual se puede utilizar con el fin de darle gracias por peticiones concedidas, hacer un ruego o solamente darle a conocer nuestras emociones, pensamientos o sentimientos y de allí poder recibir de Él su guía, corrección y su dirección. Está se llevará a cabo de muchas formas de acuerdo a la suplica. En este artículo nos enfocaremos en la oración por los enfermos.

La Oración por  los enfermos, que todos debemos hacer cuando lo necesitemos.

La oración es el método más seguro que tienen los cristianos para acercarse a Dios en momentos de angustias, desesperación, enfermedades, otros. Dios nos manifiesta en su palabra que sus planes para nosotros, son planes de bien y no de mal, eso lo dice en:

Jeremías 29:11 «Porque yo sé los planes que tengo para vosotros,- dice el Señor- planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza»

En este versículo Dios nos da a entender claramente que sus planes siempre son de bien y no de mal. Él no desea vernos enfermos, ni en calamidades, solo quiere ayudarnos en nuestras dificultades y luchas, es por ello que debemos entender que nuestro cuerpo es mortal  y que por ende en el transcurrir de nuestra vida, vamos a experimentar diversas enfermedades, unas sencillas y quizás otras más fuertes que inclusive nos pudieran llevar a la muerte.

Es importante destacar que el mejor milagro que Dios puede darnos es la salvación por nuestras almas, sin embrago Él también está dispuesto a sanarnos de nuestras enfermedades y oír las oraciones que hacemos por nuestros seres queridos. Se puede decir que una de las peticiones más pedidas a Dios en oración es la de sanidad; ya que vivimos en cuerpos físicos que sufren enfermedades, malestares y dolores.

Es por ellos que como cristianos debemos activar la oración, para interceder por los enfermos. Una de la oraciones que debemos hacer es la oración por los enfermos de  cáncer, oración por los enfermos terminales, en fin por esa enfermedad que está abatiendo nuestras vidas o la vida de nuestros seres queridos, amigos, compañeros de trabajo, vecinos. Así haremos el mismo papel que hizo Jesucristo cuando estuvo en la tierra intercediendo ante el padre por todas esas enfermedades.

Sanidad

Oración por los enfermos

Jesucristo nos dio la autoridad de orar por los enfermos y a pesar que esas sanidades que mencionamos anteriormente fueron hechas hace miles de años, podemos tener la total seguridad que esos mismos milagros pueden ser posibles hoy en día. Tú y yo tenemos la autoridad que Jesucristo nos dejó, solo debemos activarla en fe y en hechos, dejándonos guiar por Dios, puesto que no tenemos un patrón  específico o una formula, así como tampoco la tuvo Jesús. Él siempre estuvo comunicado con Dios y Dios lo guiaba a lo que el debía hacer, ya que Jesús se sometía a su voluntad y debe ser lo mismo que tu y yo debemos hacer.

No pares de orar aunque sientas que Dios no te está escuchando sigue orando y confiando que cuando Dios está en silencio es cuando más está trabajando. Intercede por todo y por todos cada día en medio de la enfermedad o en la misma sanidad para no llegar a la enfermedad. Ora sin cesar, dobla rodilla, habla con Dios desde tu corazón y dile siempre «Señor que no se haga mi voluntad sino la tuya» y verás la respuesta positiva que recibirás porque te estás entregando a él y a su voluntad en medio de esa adversidad.

Oración por los enfermos en la biblia (Antiguo testamento).

En el antiguo testamento podemos ver el testimonio de Ana una mujer que no podía concebir hijos, su esposo que se llamaba Elcana tenía dos mujeres incluyéndola a ella.  Penina la otra mujer de Elcana tenía la dicha de tener hijos mas a Ana no los tenía, sin embargo Elcana amaba a Ana.

Un día Ana con amargura oró a Jehová y lloró abundantemente e hizo voto diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares a mirar la aflicción de tu sierva, y te acordares de mi, y  no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida y no pasará navaja sobre su cabeza 1 Samuel  1:10

Ana

Aquí podemos observar que Ana en su aflicción y dolor inclina su rostro a Jehová pidiendo que sanará su cuerpo y le permitiera tener un hijo, pero si podemos ver, fue una oración correcta delante de los ojos Dios, ya que no solo le pide lo que desea su corazón, sino que le ofrece a Dios dedicarle su hijo  a Él.  A veces solo pensamos en que Dios haga solo lo que humanamente creemos que merecemos y no nos aferramos al plan de Dios para con nuestras vidas que como ya mencionamos es bueno, perfecto y agradable.

La oración de Ana no fue una oración corta, dice la palabra que oró a Jehová largamente (1 Samuel 12), nosotros  en algún momento necesitamos que Dios nos sane o a cualquiera de nuestros seres queridos, pero hacemos oraciones superficiales que no salen del corazón y mucho menos oraciones que estén de acuerdo a el plan de Dios o simplemente a su voluntad.

En este caso Jehová escuchó la oración de Ana  porque vio su aflicción y un corazón conforme a el corazón de Dios. Si Dios no te escucha entonces pregúntate ¿Será mi oración correcta delante de Dios? ¿ Será la voluntad de Dios mi deseo? ¿Esto estará dentro de sus planes? ¿Estaré pensando solo en mí?

Nammám

Hubo un varón llamado Naamán el cual también fue sano, este hombre era el jefe del ejército de Siria el cual estaba enfermo de lepra. En su casa vivía una joven criada israelita que le habló del profeta Elías y como él podía sanarlo de la lepra. A este, se le concede el permiso de ir a Israel por medio del rey de Siria. Al llegar a Israel Elíseo le da instrucciones a Naamán de como recibir la sanidad y aunque a él le parecía absurdo lo que le mando hacer, al final no le quedó otra opción y al seguir lo mandado por Elíseo, fue sanado y reconoció al Dios de Israel como el Dios verdadero. (2 reyes 5:1 al 15).

Aquí podemos ver otro tipo de sanación en donde este hombre al principio le parecía ilógico lo que debía hacer y ha  pasado que nosotros a veces, Dios nos manda hacer cosas que nos parecen incoherentes, pero sin embargo esa fe que podamos tener en ese momento determinado de oración y ejecución, es la que nos va a restaurar de cualquier enfermedad, es por ello que la fe es un instrumento indispensable para recibir la sanidad y  dice su palabra en:

Juan 11:40 «Jesús le dijo: ¿ No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Oración

Oración por los enfermos en la biblia (Nuevo testamento)

La biblia nos muestra que Jesucristo realizó durante su estadía acá en la tierra diferentes sanaciones y si lo realizó en aquellos tiempo podemos tener la seguridad que lo hará en estos tiempos también; ya que su palabra dice en Hebreos 13:8 «Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos», esto podemos interpretarlo de esta manera: Si Él con su poder sobre natural realizó en los tiempos antiguos una variedad de sanidades, usted puede preguntarse ¿Porqué no lo hará ahora mismo? si dice su palabra que Él es el mismo por los siglos de los siglos.

La escritura también muestra claramente cuando Jesucristo le dijo a sus apóstoles que ellos realizarían cosas mayores de las que Él había hecho. eso se refleja en:  Juan 14:12 y 13 «De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré para que el Padre sea glorificado.»

¿Estamos orando correctamente?

Acá podemos encontrar las respuestas que si creemos en Él, podemos hacer las obras que él realizó y más si así lo creemos, pero recalca algo muy importante que seguro muchas de las personas que oran, no lo hacen y es pedir en el nombre que es sobre todo nombre, Jesucristo. Usted se pudiera preguntar ¿ Cuándo oré aquel día pidiendo sanidad, porqué Dios no me escucho? y le pregunto yo, usted realizó una oración correcta? ¿Usted aceptará la voluntad de Dios, así no sea lo que usted espera? porque hay algo que debemos agregar también y es que debemos aceptar la voluntad de Dios que es buena, perfecta y agradable, Romanos 12:2

Se puede decir que debemos orar correctamente: creyendo, pidiéndole en su nombre (Jesucristo) ,estar capacitado para aceptar su voluntad que ya sabemos que es buena. A veces nos ponemos en contra de Dios porque un familiar no sana, y hay muchas causas por las cuales podemos pensar que no sanó: Ya cumplió su tiempo, su obra en está tierra, no oramos en el nombre de Jesús, le pedimos a una estatua de yeso que tiene ojos pero no ve, que tiene oídos pero no oye, que tiene manos pero no palpa o que tiene pies y no camina. Salmos 115:5 al 7, queremos hacer las cosas por nuestras fuerzas, estamos en contra de la voluntad de Dios, está sufriendo mucho esa persona.

Hay una causa muy importante que no tomamos en cuenta también y es  la que nos habla en Romanos 6:23 cuando dice : «Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús»  siempre terminamos diciendo: Dios es malo, Él no me escucha, es su culpa y otras frases parecidas pero piense esto, Dios es bueno y su misericordia se renueva cada mañana y si su voluntad es buena siempre, entonces vamos aceptar la voluntad que el tenga para nuestras vidas.

Lo que Dios permite es necesario

Vamos a indagar un poco en la escritura del nuevo testamento y encontraremos muchos episodios en donde vemos el poder de Dios en el hijo y es el mismo poder que Jesús nos dejó a cada uno de nosotros y que no sabemos como utilizarlo para sanidad. Veamos en Mateo 8:1 al 3 » Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres , puedes limpiarme. Jesús extendió su mano y le tocó diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció»

Este versículo nos da a entender que la fe que tuvo este leproso del poder de Dios fue tan grande que su sanación se dio de forma instantánea, de igual manera se evidenció esa misma fe, después en ese mismo libro de Mateo 8:5 al 13, cuando Jesús sanó al ciervo  del centurión, y está fe fue aún mayor cuando Jesucristo dijo: De cierto os digo, que ni aún en Israel he hallado tanta fe (Mateo 8:10), fue tan amplia esa fe que Él se maravilló.

En otro versículo más adelante podemos encontrar cuando Jesús sana de fiebre a la suegra de Pedro y solamente con tocarla la fiebre la dejó.(Mateo 8:14 y 15)

También podemos evidenciar en el nuevo testamento milagros de ceguera de nacimiento en este caso Jesús escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva y untó con el lodo los ojos del ciego.( Juan 9:6), si analizamos esta historia podemos observar que los discípulos le preguntan a Jesús que porqué este hombre estaba ciego desde el nacimiento, que si pecó él o sus padres y él les respondió que ni ninguno de los dos, sino que estas cosas pasan para que las obras de Dios se manifiesten. A veces Dios permite ciertas enfermedades para que por medio de ellas se pueda manifestar su gloria.

Oración

 Versículos donde se evidencian sanidades

  • Paralítico: Juan  5:1 al 9
  • Mano seca paralizada: Mateo 12:9 al 14
  • Sordomudez: Marcos 7:31 al 37
  • Flujo de sangre: Mateo 9:20 al 22
  • Varias enfermedades: Mateo 15:29 al 31

Muchos son los versículos que nos muestra el poder de Dios, se evidencian cualquier tipo de sanación y esto nos lleva a entender que para Dios nada es imposible (Lucas 18:27), también se puede deducir que la manera de recibir la sanación para todos, no es la misma. Jesucristo sanó solo con tocar, con barro y saliva, con dar la palabra, pero también por la fe que vio en las personas y un ejemplo es la mujer del flujo de sangre que dijo»si tocó solo el borde de su manto sanaré» y en efecto fue sanada, el centurión solo dijo: «Solamente di la palabra y sanará  y al instante su criado paralítico sanó.

Versículos

Oración por los enfermos de cáncer:

Hay muchas oraciones que podemos hacer por nosotros o por nuestros seres queridos que estén sufriendo está enfermedad, recordemos que quizás este mal haya sobrevenido solo para glorificar el nombre de Dios, aquí les dejo una oración.

«Padre amado te pido me des la fuerza y fortaleza necesaria para sobrellevar ésta enfermedad, elevo está oración a ti para pedirte por cada persona que esté padeciendo de cáncer, tú sabes mi Dios cual dolorosa es esta enfermedad y el sufrimiento que causa al enfermo y a sus familiares, sin embargo yo creo que tú vas más a ella de toda enfermedad y es por ello que en tus manos entrego está situación, solo pido de tu misericordia y que si es tu voluntad puedas romper las cadenas del cáncer para que sea libre de ese mal, en el nombre poderoso de Jesucristo amén,amén, y amén» 

Oración por los enfermos terminales

«Señor amado hago está oración por este enfermo terminal, para que tu misericordia este sobre su vida y que sea tu voluntad cumplida en él, ruego porque si le toca partir tenga el regalo de la vida por venir que es la vida eterna en Cristo Jesús».

Oración corta por los enfermos

«Padre misericordioso te pido por favor que me sanes, porque yo sé que no hay dolor, ni enfermedad que tu no puedes curar en el nombre de Jesucristo» amén

La oración que realices debe venir de lo más profundo de tu corazón, siempre poniendo la voluntad de Dios por encima de la tuya y pidiendo en el nombre que es sobre todo nombre y por medio de su sangre preciosa de aquel que murió por tus enfermedades en la cruz del calvario ( Isaías 53:5)

Si te gustó este artículo te invito a que veas: Jehová Rapha (Dios que sana)

Aquí te dejo una canción que te enseñará que la oración es el meJor instrumento para tú vida:

(Visited 360 times, 1 visits today)

Deja un comentario