¿Qué significa «a los tibios los vomita Dios»?

En la religión, al igual que en muchos otros aspectos, existen distintos estados. Así como existen el frío y el calor en lo que respecta a las temperaturas, en la religión puedes ser un creyente frío o caliente. Siempre hay un estado intermedio. Aprende con nosotros sobre la frase a los tibios los vomita Dios y qué significa, la cual podemos encontrar en la Biblia.

a-los-tibios-los-vomita-dios-que-significa-1

A los tibios los vomita Dios

En todos los aspectos de la vida hay escalas de grises, nada es completamente bueno y completamente malo. Estos puntos intermedios también pueden encontrarse en lo que respecta a la religión, a la fe. Hay personas que tienen una enorme fe y devoción; hay otras que no tienen creencia alguna en Dios. Sin embargo, también hay otro tipo de personas que tienen una creencia a medias, que termina por ser egoísta.

Decimos que es una creencia a medias y que es egoísta no por nada. En realidad, suele ocurrir que quienes se encuentran en este punto intermedio solo creen cuando es necesario. Generalmente, gente acomodada, que cree no necesitar de Dios para mucho, pero que oran cuando encuentran dificultades en sus vidas y culpan a Dios por aquello desfavorable que les ocurre.

A estas personas, se les suele llamar «tibios», pues no son personas con devoción y fe, pero tampoco dudan de la existencia de nuestro creador. Podemos ver una referencia a esto en las Sagradas Escrituras, en su libro Apocalipsis. En particular, está en el capítulo 3, en los versículos 15-17 donde se hace mención de que a los tibios los vomita Dios. Es una frase que puede parecer fuerte y agresiva, pero tiene su explicación, que la haremos más adelante.

¿Qué dice la Biblia sobre los tibios?

En un pasaje bíblico, se muestra la frase que expusimos arriba. A continuación citamos lo que dice:

Apocalipsis 3:15-17: «Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá
fueses frío o caliente!.
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré
de mi boca.
Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de
ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un
desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.»

La fe y la credibilidad religiosa, muchas veces se ve comprometida por aquellas personas que no se muestran realmente comprometidas con Dios. Su fe es cuestionable, pues creen a su manera pero no con decisión. No creen que Dios pueda hacer algo por ellos, pero tampoco creen que no existe. Es este tipo de personas la que hoy día abunda en el mundo, que se olvidan de Dios porque creen no necesitarlo.

No hay que olvidarse de que la fe no es algo de conveniencia, debe ser algo sincero y de corazón. Si quieres ser escuchado por Dios, sentir el Espíritu Santo, entonces debes orar tanto en las buenas como en las malas. En las malas, para pedir ayuda, que se ilumine ese camino que se oscureció por las circunstancias. En las buenas, para agradecer por tu favorable posición, pues gracias a Dios estás allí y no debes pasar por el duro y doloroso proceso de hacerte humilde ante él.

Es por la egolatría demostrada en sus actos, que los tibios son fuertemente rechazados por Dios, como vemos en Apocalipsis 3:15-17. Es por esto que dice que a los tibios los vomita Dios y es lo que significa.

a-los-tibios-los-vomita-dios-que-significa-2

¿Qué características tienen los tibios, a quienes «los vomita» Dios?

Los tibios, religiosamente hablando y probablemente también en su día a día, son personas que piensan solo en sí. Dicen los mandamientos, la ley de Dios, que se le alabará. Sin embargo, esto no lo hacen, pues creen tenerlo todo y que no requieren hacerlo. Además, debido a esta actitud, su tendencia a pecar es mucho mayor porque simplemente ignoran a su creador. Aquí te mostramos algunas características que tienen estas personas.

  1. Son personas que creen en Dios a su manera.
  2. No cumplen los mandamientos de Dios
  3. No oran con frecuencia.
  4. No leen la Biblia
  5. Tienen doble ánimo
  6. Nunca se comprometen con las cosas que Dios pide a sus hijos que hagan de acuerdo a La Palabra

Algo más para destacar, es que los denominados «tibios» creen que el poco tiempo que invierten en la Iglesia es suficiente. Es decir, creen que invertir unos pocos minutos en Dios basta. No obstante, Dios nunca abandona a sus hijos.

Citamos entonces el siguiente versículo de la Biblia:

Santiago 1:8: «El hombre de doble ánimo, es inconstante en todos sus
caminos».

Como bien dice, el hombre de doble ánimo no es alguien constante. Esto puede también reflejarse en su vida, pues no es alguien capaz de elegir un camino, sino que se alterna entre varios con apenas avance. Esto, es algo que con la fe y la devoción a Dios podría tener solución, pero primero tendría que abandonar la tentación de satisfacer los deseos de la carne y enfocarse en los deseos que tiene Dios para su vida. Aunque hacemos énfasis en los «tibios», también están los extremos, que ya exponemos.

Estados del cristianismo

  • Fríos: esta es la denominación que se le da a aquellos que no creen ni sienten interés por la Palabra de Dios. No tienen deseo de conocer nada relacionado.
  • Tibios: son los que hemos visto. Creen a medias, su fe también es a medias; no creen necesitar a Dios por todo lo que tienen, pero tampoco lo niegan.
  • Calientes: así se les denomina a quienes tienen una gran devoción, una fe que aumenta con cada oración, cuyo cuerpo es templo del Espíritu Santo.

Debemos evitar enfriarnos, espiritualmente. Saber que a los tibios los vomita Dios y qué significa esto, sin duda ayudará a evitar enfriarnos, pues no queremos perder nuestra relación con él.

Los tibios, en la actualidad

Desafortunadamente, en el mundo tal y como lo conocemos actualmente, la fe se ha perdido a consecuencia de la enorme tentación de muchos a pecar. Muchos son quienes creen en Dios, pero pocos son quienes demuestran, con acciones, su devoción y establecen una relación con él. Las posesiones, las tentaciones, poco a poco nos han llevado a un punto en el que muchos se alejan de Dios para cumplir los deseos de la carne.

Dios nunca se olvida de nosotros. Si eres un «tibio», recuerda que a los tibios los vomita Dios y que significa que ya no serás bendecido por él hasta que te arrepientas. Si quieres conocer más sobre la Biblia, te invitamos a leer nuestro artículo sobre Mateo 7:21 23.

(Visited 3.159 times, 11 visits today)

Deja un comentario